logotipo

Feliz Navidad

En una Nueva Navidad

1 - Relaciones humanas

"Al partir el pan blanco de Navidad, abrámonos recíprocamente, abrámonos con generosidad a todos los demás hombres, especialmente a aquellos hermanos nuestros que viven solos, olvidados o en la indigencia, y tal vez en la miseria, a los que no tienen vivienda o trabajo. Que esta cena de la víspera de Navidad se transforme en un verdadero "banquete de amor"." (S.S. Juan Pablo II)

Nuestros hijos, nuestros alumnos, su educación… ¿Pueden ser nuestro pan blanco? Entre los diferentes estamentos que componen una comunidad educativa, al igual que sucede en todo grupo social, a veces existen unas relaciones difíciles y tensas, que originan crisis más o menos importantes.

¿Esto es malo? A mi entender, no. Una crisis te saca del acomodamiento en el que te has instalado, te obliga a mirar a tu alrededor, a buscar lo que la ha originado, a afrontar sus consecuencias, a establecer medidas correctoras para paliar sus efectos… en resumen, a progresar. Pero las crisis también dejan huella, especialmente entre las personas.

"Abrámonos recíprocamente, abrámonos con generosidad a todos los demás hombres". Abrirse, generosidad, reciprocidad… ¿Son solo palabras, o podemos aplicar su significado a las relaciones entre los miembros de nuestra comunidad? Si lo intentáramos… ¿Lograríamos ser suficientemente generosos como para abrirnos sinceramente, colaborar entre nosotros, olvidar resquemores, cerrar heridas… y compartir ese pan blanco en un banquete común?

2 - A Miguel Ángel

Has tomado una decisión muy valiente, tal vez no comprendida por algunos, pero absolutamente consecuente con tu concepto de ser padre. Tu hija se lo merece. Creo que el texto siguiente es sumamente adecuado en estos momentos.

"Que la tierra se vaya haciendo camino ante tus pasos, que el viento sople siempre a tus espaldas, que el sol brille cálido sobre tu cara, que la lluvia caiga suavemente sobre tus campos y, hasta tanto que volvamos a encontrarnos, que Dios te guarde en la palma de sus manos".(Antigua despedida de los peregrinos)

3 - Vive al límite en Navidad

En su momento le pedí a D. David que me diera alguna idea para escribir algo con este título. Me ha remitido un texto, al que no he considerado conveniente cambiar nada y que transcribo a continuación:

Estamos en tiempo de adviento, "de llevar adelante nuestras esperanzas"-en palabras del Papa- "más grandes o más pequeñas; solucionar éste o aquel otro cometido importante para el porvenir de nuestra vida: colaborar con nuestro esfuerzo para que el mundo llegue a ser un poco más luminoso y humano, y se abran así también las puertas hacia el futuro".

A las puertas del nacimiento de Dios nuestro colegio se empapa de la lluvia de mensajes que nos invitan a engrandecer los corazones. Las vacaciones son un estímulo, al igual que las luces de las calles o los regalos que esperan ser motivo de ilusiones. De hecho, hay quien sólo ve una época de consumismo pero, sobre todo, anida en cada uno de nosotros un deseo escondido de reencontraros con el amor, el bien y la verdad.

"Vivir al límite" en Navidad no consiste en recorrer todas las tiendas y centros comerciales hasta caer rendidos, ni en mantener un pulso con nuestros estómagos para demostrarle que "aún cabe un poco más", ni atragantarse con las uvas por "exceso de velocidad", ni reenviar insistentemente ese e-mail o sms tan bonito…

"Vivir al límite" en Navidad es hacer de mí un hogar acogedor para los demás, como si fuese el pesebre donde reposaba el niño Jesús. Y entonces una sonrisa saldrá de sus labios y sentiremos que realmente…¡es NAVIDAD!.

Un fuerte abrazo a todos y mis mejores deseos para este nuevo año.

Enrique Alba Peláez, Director

Certificado Eduqatia

© 2000-2017 Colegio Loyola - Todos los derechos reservados

XHTML 1.0 validado CSS Validado Icono de conformidad con el nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI